Menu

Las habilidades para un mayor éxito en el mundo

Las habilidades para un mayor éxito en el mundo

No son solo las matemáticas y el lenguaje suficientes para garantizar el éxito. Los profesionales del siglo XXI necesitan competencias esenciales para la vida.

Diferentes expertos del sector educativo han señalado que lo que aprenden hoy los estudiantes en el colegio y la universidad no es lo que se necesita para poderse desarrollar en el mundo, ya que los empleos mejor pagados serán aquellos que, además de exigir un dominio de conocimiento especializado, requieren competencias en comunicación, solución de problemas y trabajo en equipo. Cada vez es más frecuente que se hable sobre la necesidad de incorporar en los sistemas educativos de los países las habilidades del siglo XXI.

Para que los estudiantes tengan éxito en el mundo laboral, los futuros profesionales deben estar preparados a un contexto cada vez más tecnificado, comunicado y globalizado. “Las habilidades del siglo XXI son esenciales para que los individuos logren un aprendizaje a fondo. Esto permite poder transferir el aprendizaje de conocimientos y procedimientos adquiridos en una situación específica a una situación completamente nueva. Además, esto implica saber cómo, cuándo y por qué utilizar una competencia específica para resolver un problema”, le dijo a Semana Educación Alejandro Adler, director de Educación Internacional del Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pensilvania.

Al mismo tiempo, Koji Miyamoto, economista del Banco Mundial y experto en competencias socioemocionales, afirma que las personas que desarrollan competencias socioemocionales contribuyen a la cohesión social, son ciudadanos menos violentos y más activos, y llevan un estilo de vida saludable. El equilibrio socioemocional, además, potencia la productividad, una característica esencial para los empleadores y las empresas.

Las conclusiones del Foro Económico Mundial de 2015 arrojaron que existen 16 grandes habilidades que se agrupan en tres conglomerados. El primero tiene que ver con la adquisición de competencias básicas, de índole curricular, que los estudiantes deben saber aplicar a la vida diaria como las operaciones numéricas, la lectura y la escritura. El segundo bloque se refiere a las competencias para resolver problemas complejos, como el pensamiento crítico, creatividad, resolución de problemas y trabajo en equipo. El último conglomerado se relaciona con la forma en cómo los alumnos se enfrentan a los cambios de su entorno; es decir, su curiosidad, adaptabilidad, persistencia, conciencia social y liderazgo.

Lo cierto es que enseñar las habilidades del siglo XXI representará un gran reto para los sistemas educativos como el colombiano. Semana Educación le muestra cuales son.

Competencias básicas
1- Lingüística: es la capacidad de poder hablar y crear mensajes, centrándose en operaciones gramaticales.
2- Matemática: es la habilidad para utilizar y relacionar los números y las operaciones.
3- Científica: se trata de saber usar el conocimiento científico para adquirir nuevos saberes y explicar sistemas y fenómenos complejos.
4- Digital: implica el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de información y comunicación para alcanzar objetivos relacionados con el trabajo y el estudio.
5- Financiera: es la comprensión de conceptos financieros para tomar decisiones eficaces en el manejo de recursos económicos.
6- Cultural y cívica: busca que las personas asuman roles activos para construir una sociedad democrática con base en la identidad individual y el respeto.

Competencias críticas
7- Resolución de problemas: es la habilidad de comprender una situación y evaluar diferentes formas de resolverla, dimensionando su impacto.
8- Creatividad: permite relacionar y modificar conceptos, generar ideas novedosas para el entorno personal o laboral y crear emprendimientos o proyectos innovadores.
9- Comunicación: es la habilidad para compartir claramente un mensaje de forma oral, escrita, verbal y no verbal.
10- Colaboración: es la capacidad para trabajar en equipos colaborativos y multidisciplinarios.

Competencias personales
11- Curiosidad: es la actitud de querer saber más sobre alguna situación con el fin de entenderla mejor.
12- Iniciativa: se trata de generar sujetos activos y no pasivos en los ambientes de estudio y trabajo.
13- Perseverancia: este postulado quiere enseñarle a las personas a no darse por vencidas e intentar nuevas ideas para alcanzar metas a largo plazo. 14- Adaptabilidad: es la habilidad de poder sortear dificultades y situaciones nuevas.
15- Liderazgo: con esta competencia las personas pueden influir en las organizaciones.
16- Conciencia social y cultural: busca que las personas asuman roles activos para construir una sociedad democrática con base en el respeto por los derechos humanos.

¿Cómo enseñarlas?

A pesar de que no todos los especialistas coinciden en cómo se agrupan las competencias antes descritas, hay un consenso general en el tipo de habilidades que los estudiantes deben desarrollar para tener éxito en un mundo laboral cada vez más complejo y en la vida.

Respecto a la forma de cultivar la capacidad para resolver problemas complejos, la literatura señala que el pensamiento crítico se estimula con una retroalimentación continua frente a las respuestas de los estudiantes; la creatividad se fomenta permitiéndole al alumno innovar en respuestas; la comunicación requiere del uso de un lenguaje enriquecido por parte del docente, y la habilidad de colaboración necesita que se fomente el respeto por los demás y que se creen oportunidades para que los estudiantes trabajen en grupo.

Para Adler, es muy importante también el sentido de la conciencia social y la resiliencia, las cuales se adquieren con el respeto hacia los demás. “Es esencial que la resiliencia se enseñe con la misma seriedad que la que se le da a las demás materias académicas en los colegios”, cuenta.

Sin embargo, para poder lograr que los estudiantes adquieran todas estas habilidades es indispensable que ocurran tres cosas, según Miyamoto. “Primero tienen que incorporarse en los currículos académicos de los países, pero no como un discurso, sino de manera formal en los planes y programas de estudio. Luego, se deben enseñar y practicar con estrategias didácticas eficaces, dándoles la misma importancia que se les da a las competencias cognitivas curriculares. Por último, estas habilidades se tienen que evaluar periódicamente como se hace con los demás conocimientos disciplinares”, concluye.

Fuente: http://www.semana.com/educacion/articulo/habilidades-del-siglo-xxi-en-educacion/542078

volver al principio

CookiesAccept

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Para enriquecer y perfeccionar su experiencia en línea, Asesorías Académicas Milton Ochoa usa "Cookies", tecnologías y servicios similares proporcionados por otros para mostrar contenido personalizado, publicidad apropiada y almacenar sus preferencias en su computadora.Al continuar navegando en nuestro sitio web sin cambiar la configuración de las “Cookies”, o al hacer clic en "Aceptar", usted reconoce y acepta el uso de cookies de Asesorías Académicas Milton Ochoa. Visite la política de privacidad de Asesorías Académicas Milton Ochoa para darse de baja o para obtener más información.

Mapa de sitio

Síguenos

Secciones

Contáctenos

Descargas gratuitas