Menu

Animales ya no serían "conejillo de indias" en la industria cosmética en Colombia

Foto: Pixabay Foto: Pixabay

Un nuevo paso para convertirse en ley dio en el Congreso el proyecto que pretende prohíbir las pruebas cosméticas y farmacológicas en animales en Colombia, luego de que por unanimidad la plenaria de la Cámara de Representantes le diera su aprobación en segundo debate.

La iniciativa presentada por el Representante a la Cámara, Juan Carlos Losada, busca reglamentar en el país todo lo relacionado con la producción, investigación y comercialización de productos cosméticos, de aseo y absorbentes, prohibiendo el uso de animales en las pruebas para su elaboración y producción.

“Este proyecto además pretende que los ciudadanos identifiquen y diferencien a través del sello “No probado en animales”, el producto que desean adquirir”, manifestó el congresista liberal.

La intención del proyecto de ley 120 de 2018, de crear un sello libre de crueldad, resulta clave en este proceso, pues les permitirá a las empresas certificarse y garantizar la no utilización de estos controles y prácticas animales, lo que les abrirá la posibilidad de competir con mayor facilidad en mercados extranjeros.

Losada precisó, que en el segundo debate se propuso cambiar el tema de sanciones y la vigencia del mismo; estableciendo que las personas jurídicas o naturales, que infrinjan las prohibiciones contenidas en la ley, serán sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio con multas que pueden ir desde 110 millones de pesos hasta 41.000 millones de pesos.

En cuanto a la vigencia, hubo una propuesta en torno a que una vez aprobada la Ley, esta empezará a aplicarse de forma inmediata; sin embargo, no fue aceptada dado que las compañías que se dedican a esta actividad requieren de un tiempo que les permita adecuarse a los nuevos requerimientos y condiciones.

Cuatro años para ajustarse

El proyecto contempla que una vez se promulgue la ley, tanto las personas naturales y jurídicas que se dedican a la actividad económica de producción, comercialización e importación de cosméticos, tendrán cuatro años para que se familiaricen y se adecuen tanto administrativa, como técnica y operativamente, para la observancia de la misma.

El fin es que las pequeñas y medianas industrias tengan el tiempo suficiente para adaptarse e implementar los testeos alternativos que ya las grandes compañías realizan y, de esta forma, no sufran impactos económicos.

De convertirse en Ley de la República, Colombia sería uno de los primeros países en Latinoamérica en prohibir estas prácticas y un referente en el mundo en la defensa de los derechos de los animales.

Losada recuerda que Colombia tiene una enorme responsabilidad al ser uno de los países  con más fauna por cada 100.000 kilómetros cuadrados, por eso la generación de conciencia en torno al tema es determinante.

Este es un proyecto, que antes de iniciar la discusión en el Congreso, fue dialogado y concertado con empresas del gremio cosmetológico de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) y los ministerios de Salud y de Comercio, Industria y Turismo, además de entidades como el Invima.

La Comisión Quinta de la Cámara fue la que le dio el primer empujón a este proyecto que luego pasó a plenaria de la misma corporación y ahora le corresponde al Senado adelantar el trámite también en dos debates. Losada espera que estos dos procesos se surtan antes de que termine el presente año. La Comisión Quinta del Senado será la encargada de adelantar el próximo debate.

Fuente: https://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/animales-ya-no-serian-conejillos-de-indias-en-la-industria-cosmetica-en-colombia/43679

 

volver al principio

Mapa de sitio

Síguenos

Secciones

Contáctenos

Descargas gratuitas

WhatsApp