Menu

Creer en mitos está lejos de ser un pronóstico

Foto: ILUSTRACIÓN SSTOCK Foto: ILUSTRACIÓN SSTOCK

Aunque a veces es difícil determinar por qué una enfermedad tan agresiva como el cáncer se desarrolla en algunas personas y en otras no, décadas de investigación han logrado identificar ciertos factores o condiciones que pueden favorecer su aparición en un ser humano.

Además del componente genético, la Organización Mundial de la Salud (OMS), apunta al tabaco y al consumo de alcohol como algunas de las causas principales que aumentan la posibilidad de padecer algún tipo de cáncer. Otras como la contaminación, la radiación ultravioleta (UV) y el grupo étnico pueden hacer aparecer la enfermedad.

Tantos factores de riesgo han dado como resultado la promulgación de mitos alrededor de ciertas actividades cotidianas que podrían estar aumentando su probabilidad de desencadenar el agente cancerígeno. Aquí le damos claridad sobre algunos:

Dormir con el celular cerca

A la fecha, tener uno de estos aparatos junto a la cama al momento de dormir no está clasificado como factor de riesgo, tal como lo explica Miguel Torres, coordinador del Grupo de Investigación Epidemiológica del Cáncer del Instituto Nacional de Cancerología (INC).

Según el especialista, la radiación electromagnética que generan estos dispositivos es baja y, a pesar de que en animales y en espacios controlados se ha encontrado alguna asociación, en humanos no se ha comprobado una relación directa con el desarrollo de cánceres específicos. Sin embargo la OMS sugiere el uso de dispositivos manos libres para mantener el teléfono separado de la cabeza y el cuerpo durante llamadas, así como reducir la cantidad y duración de las mismas para mermar el nivel de exposición a la radiofrecuencia.

Comer carnes rojas

En octubre de 2015, la OMS consideró la carne roja y la procesada como factores de riesgo cancerígeno. No obstante el investigador del INC advierte que el consumo promedio de carne en Colombia, que es de 18 kg por persona al año —según cifras de Fedegan— no da para catalogar este alimento como riesgoso.

Por su parte, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) sí asocia la carne roja con el desarrollo del cáncer, pero lo hace con base en un estudio global del fenómeno, por lo que esa problemática se refleja en países como Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Argentina, donde en promedio un ciudadano consume más de 100 kg de carne al año.

Sandro Gómez Maquet, médico especialista en nutrición clínica, dice que entre 150 y 300 gramos diarios es la porción recomendable. Además añade que la relación de este alimento con el cáncer se da cuando se expone al fuego o al carbón, donde la carne se quema. “Ahí hay producción de elementos químicos que son potencialmente cancerígenos”, sostiene.

Usar tintes para el cabello

Si bien no existe evidencia científica que califique el uso de tintes para teñir el cabello como un factor de riesgo cancerígeno, el National Cancer Institute de EE. UU. (NIH) advierte que, de acuerdo con algunos estudios, las personas que se exponen con regularidad a grandes cantidades de estos tintes podrían tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de vejiga.

El instituto explica que se usan más de 5 mil sustancias químicas diferentes para la fabricación de estos productos, por lo que algunas de ellas pueden ser cancerígenas, además también calculan que más de un tercio de las mujeres mayores de 18 años y alrededor de 10 % de los hombres mayores de 40 años usan algún tipo de tinte para el cabello. A pesar de ello, aún no hay consenso o evidencia científica suficiente que indique que el uso personal de tintes para teñir el cabello necesariamente aumente en gran medida el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Exponerse a los rayos UV

Este factor se asocia en concreto con el cáncer de piel. El experto del INC acota que se debe tener en cuenta la cantidad y la duración de la exposición, ya que los cortos periodos de tiempo no deberían representar ninguna afectación. Diferente sucede con la exposición directa a la luz solar durante prolongados periodos de tiempo, que sumada al poco uso de protectores solares, se considera un alto factor de riesgo.

Y no solo es la luz solar; las lámparas solares y las cámaras de bronceado también emiten radiación ultravioleta (UV). La OMS advierte que los rayos solares son más fuertes entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde, y se reflejan en la arena, el agua, la nieve, el hielo y el pavimento. El NIH recomienda utilizar productos de protección solar con un factor de protección de 30 por lo menos, aplicándolo sobre la piel 30 minutos antes de salir al sol y luego cada dos horas o después de nadar o de sudar.

Alimentos ultraprocesados

En la actualidad, dice Torres, se encuentran en proceso de desmitificar la relación del cáncer con los alimentos ultraprocesados. “Como no se pueden identificar exactamente qué químicos son los que se utilizan para cada producto, surge el interrogante de si es el alimento, el procesamiento o es el ultraprocesamiento lo que se asocia con la posibilidad de cáncer”, dice.

Hoy esa investigación aspira a tener un resultado concreto, por lo que aún no es posible afirmarlo o desmentirlo. Gómez Maquet, por su parte, afirma que en el gremio de la nutrición los alimentos ultraprocesados generan una alta preocupación debido a que sus componentes producen obesidad. Esta condición es uno de los factores de riesgo principales para el desarrollo de cánceres como próstata, estómago y colon. “No quiere decir que necesariamente sean los alimentos procesados los responsables del cáncer, pero comer más natural ayuda a evitar ese factor de riesgo”, explica.

Fuente: https://www.elcolombiano.com/colombia/salud/creer-en-mitos-esta-lejos-de-ser-un-pronostico-BI11916520 

volver al principio

Mapa de sitio

Síguenos

Secciones

Contáctenos

Descargas gratuitas

×

! Asesorías Académicas Milton Ochoa ¡

Comuníquese por chat con uno de nuestros representantes en WhatsApp, también puede llamarnos al (7) 6714214 y 3228870663 o envíenos un correo a callcenter@miltonochoa.com.co
Consulte nuestra política de protección de datos en www.miltonochoa.com.co.

× ¿Cómo puedo ayudarle?