Menu

Historias que les enseñan a los niños a ser buenas personas

Historias que les enseñan a los niños a ser buenas personas

Formar en valores es quizá uno de los temas más difíciles de abordar, más si se trata de niños.

Hablar de valores y comportamientos humanos es, tal vez, uno de los temas más difícil de abordar. Está vinculado necesariamente a un asunto filosófico, sociológico y psicológico, por nombrar tan solo algunas de las disciplinas que discuten sobre estos. Pero, es aún más difícil abordarlo cuando se trata de niños y se les quiere explicar qué es un valor, cómo se aplica, cómo no.

La forma que encontraron para abordar ese tema Julio Orozco, filósofo de la Universidad de los Andes; Patricia Miranda, literata de la Universidad Javeriana, y Andrés Castillo, también literato de la misma institución, fue a través de la literatura. Los tres, junto con la editorial Intermedio, decidieron sacar la segunda edición de El libro de los valores, publicado a finales de los años 90.

Ambos libros, aunque están dirigidos a niños y jóvenes en edad escolar, también son para sus padres, educadores y público en general. En 160 páginas se abordan temas cruciales referidos a la ética del día a día en la sociedad del siglo XXI.

Precisamente, la actualización buscó contextualizar la obra con la realidad contemporánea, es decir, con los problemas éticos que enfrentan hoy los colombianos.

Por medio de fábulas, leyendas, cuentos y frases célebres de grandes pensadores, así como de actividades y juegos, los niños y jóvenes que tengan el libro en sus manos se familiarizan con los valores que rigen la sociedad contemporánea o, por lo menos, los que la deberían regir.

El autor de la primera edición y coautor de esta segunda, Julio Orozco, habló con EL TIEMPO.

¿Por qué esta nueva edición de El libro de los valores?

El libro es la ampliación de un proyecto que ya había circulado y tenido mucho impacto en las familias y en los ámbitos escolares. Se convirtió en una herramienta muy importante para las familias y las comunidades educativas. Lo nuevo es que aborda la problemática contemporánea de manera muy fresca. Están incluidos los problemas éticos contemporáneos, muy actuales.

¿Como cuáles?

Por ejemplo, el matoneo en redes sociales o problemas referentes a la equidad de género, comercio justo, las nuevas tendencias éticas contemporáneas y adaptadas a las necesidades de la sociedad colombiana. Buscamos inculcar la ética en los ciudadanos desde temprana edad. Y la importancia que tiene es que llega en un momento coyuntural en el que se detecta la necesidad de impactar en este tema; por ejemplo, la corrupción. Y que las futuras generaciones tengan más fortaleza moral.

¿Cuáles son las necesidades colombianas en cuanto a la ética?

Todos los temas están, de una u otra forma, conectados con un punto de la Constitución colombiana. Por ejemplo, en el tema del bullying, la Constitución tiene leyes que protegen a las víctimas para que denuncien ante los docentes y los padres. Y es necesario que sepan este tipo de cosas. En el libro, cada valor tiene una sección con un antivalor que genera un problema social; luego se plantea una especie de respuesta ética sobre cómo se debió actuar frente a ese problema.

Es un reto hablar sobre valores a niños...

El gran acierto del libro es que se apela a recursos literarios para presentar conflictos –a través de historias simpáticas, divertidas, alocadas, fábulas, ciencia ficción, fantasía, medieval– en los que planteamos abusos o comportamientos censurables. Los lectores ven cómo los personajes viven esas historias, y después de que leen el cuento se les hacen unas preguntas para ayudarlos a identificar los conflictos respondiendo las preguntas, y luego se les habla sobre los valores. No se les habla en abstracto. También tiene ejercicios en los que hay unos juegos, y ellos siguen solucionando los problemas. El niño disfruta del recorrido del libro; él lo puede hacer solo, pero también acompañado de algún familiar. Es una herramienta muy válida y sirve para personas de cualquier edad. La ética se vive a diario en los actos cotidianos, no son temas elevados.

¿Cómo establecen los valores que deben ir en el libro?

Esto no es conductista, no hay ninguna ideología ni influencia de nada. Es entender que todos los problemas tienen una complejidad, es entender que todo lo que uno hace tiene consecuencias en la realidad. No estamos matriculados en ninguna escuela. Son valores de la vida moderna civilizada, a lo que aspira una sociedad civilizada. Es ser conscientes de la complejidad del mundo y de las consecuencias de los actos.

¿Es cierto que estamos en una crisis de valores?

La sociedad actual sí está en una crisis de valores. Aunque esto no es solo de esta época. Al igual que los valores siempre han existido o cambian de nombre, también siempre han existido las crisis de valores. Son momentos en los que el tejido social se rompe. Lo que ocurre es que en unas épocas es aún más fuerte y en otras, menos. En este momento hay una crisis de grado elevado.

¿Por qué hay una crisis elevada de valores?

Sobre todo por ese grado de cinismo de los políticos. Dicen una cosa y hacen otra. Por ejemplo, que la corrupción haya llegado hasta la Corte Suprema de Justicia es algo alarmante. Que los magistrados con las más altas calidades se comporten como hampones es un reflejo de cómo estamos como sociedad.

En las familias son frecuentes, por ejemplo, dichos como: “el vivo vive del bobo”...

Sí, es una cultura que hay que cambiar. En los cuentos ponemos ejemplos de ese tipo, hay unas hormigas que se las dan de vivas. La idea es cambiar la cultura del más vivo e incentivar la cultura de la legalidad. Por medio del libro remitimos a los niños a la Constitución colombiana y a las leyes, para empezar a darles desde chiquitos una cultura de la legalidad. Saltarse las leyes no es ninguna viveza ni mérito, y las consecuencias son terribles. Entienden que todo lo que uno hace tiene consecuencias sobre los demás y la sociedad.

SIMÓN GRANJA

EL TIEMPO @simongrma

Fuente: http://www.eltiempo.com/vida/educacion/historias-que-les-ensenan-a-los-ninos-a-ser-buenas-personas-147528

volver al principio

Mapa de sitio

Síguenos

Secciones

Contáctenos

Descargas gratuitas