Menu

Estudiante de Harvard enseña astronomía a niños de Medellín

Estudiante de Harvard enseña astronomía a niños de Medellín

Juliana García Mejía sabe que la Astronomía es una ciencia que exige tanta concentración que, a veces, sus investigaciones en la Universidad de Harvard, la aíslan del mundo.

Pero ayer, 320 niños de los Clubes Científicos la pusieron en tierra y le recordaron por qué vale la pena viajar cientos de kilómetros desde su lugar de trabajo, en Estados Unidos, hasta un salón de clase en Eafit, en el que fue abordada por las mentes curiosas de los estudiantes que la bombardearon con preguntas que ella respondía sin parar. Juliana es una docente paisa, egresada de la clase 2017 de Harvard College, donde estudió Física y Astrofísica. Hoy está haciendo el doctorado de Instrumentación Astronómica para el descubrimiento y caracterización de exoplanetas.

¿Qué aprendizaje le dejan los niños ?

“Yo estudié Astronomía y esa carrera a veces es muy aislante en el sentido que yo estoy investigando cosas que están sucediendo a miles de millones de años luz y a veces uno se detiene y se pregunta, ¿de qué sirve la Astronomía? ¿de qué manera está impactando la vida de las personas?

Vine a este club con la idea de que íbamos a inspirar a los muchachos y me voy sabiendo que de verdad esa es la manera más efectiva que tengo de hacer de la Astronomía algo tangible y positivo para la sociedad”.

¿En qué momento se vinculó con los Clubes de Ciencia?

“En Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts hay una extensa comunidad de colombianos que nos conocemos, un investigador sénior me dijo que aplicara a la convocatoria y aquí estoy como docente”.

¿Cuál es el objetivo de su club científico?

“Estos muchachos están acá en una posición privilegiada en el sentido de que le pueden aportar un punto de vista diferente a la ciencia y podamos resolver muchos problemas que tenemos en la sociedad, ese es el objetivo principal del club”.

¿Qué actividades e investigaciones están haciendo?

“Nuestro grupo se llama Cazando exoplanetas con telescopios robot, la idea es que los jóvenes adquieran los conceptos necesarios acerca de la luz y las leyes de Kepler y Newton, que rigen el movimiento planetario.

Luego los niños utilizan la plataforma ExoLab, para depositar los datos de la investigación, escoger el exoplaneta que van a observar y se programa el telescopio.

Finalmente, con mi constructor Joham Álvarez Montoya, ingeniero aeronáutico de la UPB, construimos cohetes a escala con los niños y les enseñamos cómo se hace la búsqueda de exoplanetas por medio del satélite TESS”.

¿Se han generado alianzas con los científicos participantes?

“Hay muchas personas acá con mucha iniciativa y son muy creativos, lo que falta son recursos para todo lo que hay por hacer”.

¿Qué es lo más significativo de esta experiencia?

“Estoy descrestada con estos muchachitos. He sido una muy afortunada de estudiar en la Universidad de Harvard donde la población es tan diversa, le he dado tutorías a personas y jóvenes de todo el mundo, pero nunca había tenido la oportunidad de enseñarle a un salón con estudiantes colombianos, mis compatriotas, y me voy descrestada la verdad, porque uno como profesor siempre está buscando maneras de hacer que la cultura en el salón sea tal, que los estudiantes se sientan cómodos haciendo preguntas y aquí ellos no necesitaron eso. Es más, hasta nos atrasaron con todo lo que querían averiguar, no es algo común”.

¿Qué cualidades destaca en los estudiantes?

“Ellos demostraron una creatividad artística impresionante, le metimos muchas artes al Club, esos jóvenes balancean esas capacidades artísticas y científicas a la perfección.

La realidad es que hemos trabajado muy duro en crear una cultura en el club donde todos partimos de experiencias diferentes, hay muchachos que van volando y otros que les da mayor dificultad, si les damos mayor visibilidad a los muchachos más preparados, continuamos perpetuando esta idea de que la inteligencia es algo con lo que uno nace y no se hace, son muchachos que están en diferentes niveles de preparación. Lo que destaco de ellos es su capacidad para hacer preguntas difíciles, que yo no había visto en otra población”.

¿Qué viene después, regresaría a los clubes científicos?

“La idea es volver a hacer el club con todo lo que aprendimos, uno aprende en el campo haciendo las cosas, poco a poco también estaremos vinculados con la organización del evento porque esto a mi me encanta. También trabajamos para buscar patrocinios y padrinos para aquellos que muestren la preparación, actitud de salir adelante. Los niños han demostrado mucha proactividad en este tipo de eventos y espero que así se mantengan”

Fuente: http://www.elcolombiano.com/colombia/educacion/clubes-cientificos-en-medellin-GH8900945

volver al principio

Mapa de sitio

Síguenos

Secciones

Contáctenos

Descargas gratuitas