Menu

Los peligros de la cara oculta de internet

Los peligros de la cara oculta de internet

Existe un lugar oscuro en la web donde se desarrollan todo tipo de actividades ilegales. Es lo que se conoce como la deep web. Papás, tomen nota de los riesgos a los que se exponen sus hijos cuando navegan en sus computadores.

Internet es como un vasto mar, pero en vez de toneladas de agua y millones de peces lo que se encuentra en este lugar es información de todo tipo. Sin embargo, existe una cara de la web en la que se perpetúan actividades ilegales.

Adentrándose en las profundidades de este océano de información, existen páginas web que los principales motores de búsqueda como Google, Safari o Mozilla no indexan (ordenar una serie de datos de acuerdo a un criterio común a todos ellos, para facilitar su consulta y análisis). Es lo que se conoce como la deep web , en la que se alojan tanto contenidos legales como al margen de la ley. Estos últimos se denominan a su vez web oscura o the dark web.

La información que se maneja en la deep web es invisible para los motores de búsqueda y es privada. No todo el mundo puede entrar por su cuenta porque las páginas son creadas bajo contraseñas de encriptación para que solo sean visitadas por usuarios escogidos.

“La deep web es un auténtico caldo de cultivo para la pornografía infantil y las actividades ilegales como venta de armas y drogas. Aquí se pueden contratar hackers a sueldo y hasta sicarios”, dijo a Semana Educación el especialista en derecho informático Raúl Martínez. De acuerdo con el experto, los usuarios son difíciles de rastrear y aprovechan el anonimato para refugiarse. De esta manera, los ciberdelincuentes consiguen evitar los controles de su información.

Se calcula que la deep web acapara el 90 % del contenido total de internet. Es decir, los grandes metabuscadores solo indexan el 10 % de la información a la que pueden acceder los usuarios “normales”. De acuerdo con Martínez, el tamaño de este submundo en la web está en constante crecimiento. “Es muy complicado dar una lectura sobre el volumen de estos sitios, aunque las estimaciones actuales rondan los dos billones de páginas”, señala. De acuerdo con la Association for Computing Machinery (ACM), primera sociedad científica y educativa que se dedica a la computación e investigación sobre deep web , la web superficial —es decir, por donde se navega habitualmente— ocupa de un 10 % a un 15 % de lo que es la totalidad de internet. De este porcentaje, se sabe que el 34 % de las páginas contienen malware (software malicioso) y conexiones con la deep web.

ACM también señala que el 32 % de los bienes que se comercializan en las tiendas virtuales de la deep web está relacionado con marihuana y drogas sintéticas. “Por 5.900 dólares se puede obtener una ciudadanía estadounidense y por solo 100 dólares se pueden comprar cuentas robadas de plataformas como eBay o PayPal”, alerta Martínez.

Falta de normativa
De acuerdo con la firma Intel Security, en Colombia no existe una regulación en cuanto a la navegación en la deep web . En otros países, como Estados Unidos y Reino Unido, en cambio, puede llegar a ser penalizada con la cárcel. “El país necesita promover una cultura de protección, seguridad de la información y el acceso controlado a la  red a través del uso responsable de las TIC”, dijo Wilmer Prieto, practice manager de dicha empresa. En Colombia, el fenómeno de la deep web no tiene cifras consolidadas. Sin embargo, el gobierno, a través del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), la Fiscalía General de la Nación, el Instituto Colombiano de Bienestar (ICBF), la Dirección de Investigación Judicial y la Interpol de la Policía Nacional trabajan en conjunto para actuar contra los delincuentes que frecuentan este lado de la red. Por medio de la estrategia Te Protejo, la Dijín ha bloqueado 7.511 sitios web con material de abuso sexual infantil desde 2012. Este año se han cerrado 658 sitios web con contenido pornográfico infantil. Así mismo, el ICBF ha adelantado 77 procesos en restablecimiento de derechos a los menores que han sido víctimas de los administradores de estas páginas web.

¿Cómo identificar el abuso?
En la actualidad, la pornografía infantil se difunde a través de internet por medio de teléfonos inteligentes, computadores y otros medios en los que es posible la grabación y reproducción de imágenes y videos. De acuerdo con Unicef, en el mundo virtual las fronteras en las que se configura la pornografía con menores y otros tipos de abusos son muy cambiantes, de ahí la complicación a la hora de frenar los sitios web que distribuyen estos contenidos. Según las diferentes herramientas legales vigentes en Colombia, se considera pornografía infantil toda representación visual, gráfica o textual (incluidos dibujos animados o juegos de video) que de manera real o simulada, explícita o sugerida, involucren la participación de niños o personas que aparenten serlo, en el desarrollo de actividades sexuales o exhibición de los genitales con fines sexuales.

¿Cómo denunciar?
Te Protejo es la línea virtual que dispuso MinTIC para que los usuarios denuncien ante las autoridades si consideran que se les ha vulnerado algún derecho o si son testigos de un delito informático. Desde su puesta en marcha, en mayo de 2012, la estrategia ha procesado 34.144 reportes, de los cuales 66 % son por contenidos de pornografía infantil, 19 % por maltrato, abuso o trabajo infantil y 7 % por ciberacoso. A su vez, la iniciativa reúne 51 líneas de denuncias de pornografía infantil en 45 países con el respaldo de entidades internacionales.

Cinco claves para evitar que su hijo sea víctima de la deep web
Para los expertos, los peligros que rondan en este lugar, como la pornografía infantil, se pueden prevenir si el menor cuenta con el acompañamiento y las herramientas para detectar los peligros.

  1. Ubicar el computador en una zona común de la casa. De esta manera se puede supervisar con respeto las actividades de los niños en internet.
  2. Establecer normas sobre el uso de internet. Se debe fomentar el uso seguro, responsable y constructivo de internet a través de reglas.
  3. Instalar aplicaciones de control parental. Hoy en día existen diferentes programas que ayudarán a tener algo más de control en las páginas visitadas.
  4. Prestar atención a los contactos con los que chatean los niños. Es recomendable saber de dónde conocen a sus amigos y quiénes son.
  5. Mantener un diálogo abierto con el menor. A través de charlas en donde se toque el tema, el niño podrá entender los riesgos que corre cuando usa internet.

Fuente: http://www.semana.com/educacion/articulo/deep-web-peligros-de-internet-para-los-ninos/530301

volver al principio

Mapa de sitio

Síguenos

Secciones

Contáctenos

Descargas gratuitas